Picores vaginales

Es un síntoma que puede tener diferentes causas. Usualmente viene acompañado de otras señales, como irritación, enrojecimiento de la zona vulvovaginal y sensación de ardor.

Las causas del picor vaginal pueden ser variadas. Las más frecuentes suelen ser:

  • Inflamación: la picazón en la zona vaginal puede estar causada por una inflamación de la zona de los tejidos vaginales.
  • Infecciones: este síntoma también está relacionado con otras infecciones como, por ejemplo, la candidiasis.
  • Sequedad vaginal: la sequedad vaginal también puede provocar picor en la zona íntima, así como otras molestias como dolor durante el sexo, inflamación y sensibilidad.
  • Duchas vaginales: el hecho de realizar duchas vaginales o usar productos no adecuados en la vagina, como el desodorante o los polvos de talco, puede alterar el pH de la zona, produciendo picor y molestias.
  • Otras condiciones: patologías como la psoriasis o la dermatitis, también pueden producir este síntoma.

También existen otros factores que pueden explicar el origen de esta molestia:

  • Uso de ropa íntima muy ajustada o de materiales sintéticos: la ropa ajustada, especialmente si no es de algodón, no es la más recomendada ya que no dejará transpirar la zona íntima. Hay que tener en cuenta que el algodón tiene la capacidad de absorber la humedad, por lo que puede contribuir a prevenir la proliferación de hongos.
  • Uso de pantalones muy ajustados: al igual que pasa con la ropa interior, llevar pantalones muy ajustados puede hacer que la zona esté húmeda, por lo que se favorece la proliferación de los hongos en la zona vaginal que pueden dar lugar a comezón y otros síntomas.
  • Abuso de antibióticos: es importante tomar antibióticos según las indicaciones médicas y nunca por cuenta propia. Los antibióticos pueden desequilibrar el pH natural de la vagina.

Si el picor vaginal viene acompañado de otros síntomas, como flujo con olor fuerte o apariencia fuera de lo habitual, mal olor en la zona íntima o dolor al orinar , es importante que visites al ginecólogo, ya que estos síntomas podrían indicar que existe una infección vaginal causada por bacterias, como la vaginosis bacteriana, por hongos, como la candidiasis, parásitos, como es el caso de la tricomoniasis, o virus.

 

 

En Clínica Trotula estamos especializados en salud femenina y nuestras profesionales están comprometidas en dar la mejor atención.

Llámanos al
950 282 882
si necesitas asesoramiento personalizado.